Dolce far niente


¡Vamos con el segundo post de nuestro viaje! Para Álvaro era la primera vez que visitaba la ciudad pero yo ya había estado hace dos navidades por lo que le serví de guía por toda la ciudad aunque me hubiera cambiado por él con los ojos cerrados para vivir de nuevo todas las sorpresas que te de Roma cuando la descubres. 

Este día andamos por el Colisseo, el arco de Constantino, visitamos lo que queda del Circo Máximo (del que me traje una piedrecita jiji) tuvimos la valentía de meter la mano en la Boca de la Verdad! disfrutamos de la tranquilidad de mi querida Isla Tiberina, para acabar viendo la luna por el oculo del Panteon y finalmente en mi Fontana de Trevi. Que os voy a contar de todo esto... Roma es mágica. 

Para darnos esta pedazo de caminata volvimos a optar por nuestras gioseppo acompañadas de looks cómodos, la verdad que nos hizo un día precioso por lo que poco a poco el abrigo iba sobrado. Os dejo con estas preciosas imágenes de mi Roma. ¡Disfrutarlas!






SmileBox